Saltar al contenido

Las vallas de madera son cercas de fácil montaje que se ajustan a distintas alturas y longitudes en función del perímetro a cerrar.

Permiten realizar múltiples acabados y alturas que se adecúan perfectamente a cada espacio. En Transol, disponemos de distintas tonalidades que se pueden combinar creando bonitas composiciones cromáticas.

Resistencia a la intemperie

Este tipo de vallas son muy resistentes a la intemperie y al desgaste que pueden producir la lluvia o el viento y tienen un gran rendimiento.

Elegantes y seguras

Se trata de una elegante valla de aspecto moderno que aporta seguridad e intimidad a la vivienda y crea un ambiente homogéneo y limpio.